BLACKSIP lanza reporte de industria para México y LATAM

Para BlackSip es necesario que el 80% de las empresas mexicanas innoven en sus canales en línea y fortalezcan la mejor experiencia del cliente, como principales retos en México.

● Analiza con detalle los pormenores del comercio electrónico B2C y B2B

● La penetración de transacciones on line en México, hasta un 39.3%; se espera incremento de 55%

● Los llamados millennials lideran la ola de intereses por las operaciones B2B: PkGlobal

● Amazon y Alibabá dominan el sector B2B con cifras de 11 dígitos anuales en marketplaces

Blacksip junto con VTEX, SocialBakers, emBlue y la AMVO (Asociación Mexicana de Venta Online), lanza su “Reporte de Industria 2020” para México y Latinoamérica, en que se analizan los más importantes hallazgos en la industria de E-Commerce; destacan cifras que marcan un antes y un después, a partir de la fuerte penetración de operaciones en línea con cifras calculadas sólo para México de 18, 764 millones de dólares, en el marco de la pandemia Covid-19.

El escenario del comercio en México se transformó, obligando a la resiliencia de parte de los negocios y de los usuarios o clientes: “El crecimiento exponencial del comercio electrónico implica nuevos retos en los que la satisfacción del cliente, combinado con una fácil adaptación al modelo de compras en línea, obliga a que más del 80% de las empresas innoven sus canales de venta en lo digital para ofrecer mejores experiencias”, explica Juan Fernando Vélez, Country Manager de Blacksip.

En compradores por internet, Latinoamérica no se queda atrás: Statista pronostica que las ventas en retail online pasen de $36,900 millones de dólares en 2016 a $83,630 millones en 2020, triplicando casi su valor en menos de un lustro. Asimismo, una investigación de eMarketer afirma que 2020 dejará un total de $3,91 billones de dólares en ventas de retail online.

Por otro lado, la comodidad y conveniencia son elementos que atraen a los usuarios, donde los precios en línea son mucho más atractivos que los ofrecidos por venta tradicional. Es decir, la venta offline pierde terreno. Sin embargo, se consideran aspectos aún por afinar como son temas de logística, tiempos, seguridad y métodos de pago.

Razones para considerar la compra en línea son muchas, pero aún hay obstáculos que superar. Por ejemplo, que el 58% de los usuarios desea estar protegido contra un fraude; que los métodos de pago sean seguros y diversos (54%), que los tiempos de entrega sean cortos (35%) y las devoluciones sean rápidas (33%).

El usuario promedio suele revisar un promedio de cinco fuentes distintas antes de decidir su compra: un aumento un 30% con respecto de 2019, según AMVO. Desde principios de marzo, el interés de los buscadores por las compras en línea y por cómo comprar por esa vía ha crecido en un 200% en todo el mundo, según datos de Think with Google.

La penetración de compras on line en México ha sido de casi 39.3% con una proyección de incremento de un aproximado 55%; se espera que los ingresos alcancen una tasa de crecimiento anual de 6.6% entre 2020 y 2024.

Dicho crecimiento en ventas on line ha tenido cifras muy elevadas: “5 de cada 10 comercios o marcas vendieron el doble que antes de la coyuntura”. Sólo un aproximado 12% registró pérdidas y casi la cuarta parte del total las triplicó. Del universo de negocios encuestados, el 20% vende exclusivamente en línea, mientras que el 80% restante complementa su modelo de negocio con otro tipo de canales.

Cabe destacar que las empresas que vieron afectadas sus ventas incluyen la categoría de viajes o turismo, que no ha logrado repuntar hasta el momento de la presentación del presente Reporte de Industria; sin embargo, se prevé vaya ganando terreno.

La categoría de “Pago de servicios online” como cupones, entrega de comida, paquetería, mensajería, servicios de compra de boletos, bienestar, belleza o servicios de movilidad, entre otras, se mantiene en un buen nivel de alrededor de 75%, y ha mantenido su estabilidad. Por otro lado, la categoría “Shopping” ha tenido su lugar estelar en el segmento de supermercados, cuyo crecimiento se ha duplicado.

Otros segmentos que han tenido crecimientos interesantes incluyen moda, hogar, juguetes, farmacia, deportes y videojuegos.

Respecto de la seguridad en las transacciones al momento de comprar, ha sido un reto enorme para los negocios por el despliegue de una amplia gama de acciones como la implementación de tecnologías y, del otro lado, el fomento de la educación o una mayor cultura digital.

El Reporte de Industria 2020 señala que durante el HotSale (campaña de ventas online más grande del país) el 43% de los compradores se sintió seguro al realizar sus compras, mientras que un 39% no se sintió seguro del todo. Según el estudio, el “shopper omnicanal mexicano” ronda los 30 años y el dispositivo móvil (teléfono o smartphone) es el instrumento de mayor uso (94%).

En 2019 la categoría “Moda” era la preferida de los compradores en línea, pero durante 2020 la compra a domicilio y la adquisición de aparatos electrónicos, tuvieron alza de 62% (AMVO).

Es de observar que la facilidad y comodidad de las compras on line ha significado que los usuarios soliciten diversos productos o servicios a sus domicilios hasta en un 79% de los casos, mientras que sólo un 6% recoge en tiendas.

El caso Latam

Latinoamérica no ha sido ajena a la pandemia global. Como consecuencia, todos los pronósticos del año pasado en términos de comercio electrónico tuvieron que modificarse. Semana a semana, mes a mes, la fluctuación era notable. Statista informa que comparando la primera semana de marzo con la de abril de 2020, la región tuvo un alza de más del 230%.

Crecimiento de los ingresos por e-commerce entre la primera semana de marzo y abril de 2020

● Perú: 900%

● México: 500%

● Latinoamérica: 230%

● Brasil: 130%

● Colombia: 130%

En general, eMarketer espera una transformación total en transacciones digitales antes de que termine 2020 en la región. El reporte estima que 10.8 millones de consumidores harán una compra en línea por primera vez este año.

Las ventas por sectores durante COVID-19

Un reporte de PayU, una de las pasarelas de pago más populares de Latinoamérica, narra la nueva realidad del comercio en la región en época del nuevo coronavirus. Durante los siete primeros meses de 2020, la pasarela registró:

● 120 millones de transacciones

● 21 millones de compradores

● 25,000 comercios aliados

 

Se demuestra así, un aumento transversal en ventas en todos los sectores entre los siete primeros meses de 2020 y 2019, pero también es remarcable el crecimiento en sectores del comercio electrónico como ‘Grandes superficies’, ‘Delivery’, ‘Moda’ y ‘Artículos para hogar’ (PayU)

El E-Commerce B2B. Según estudios, las ventas de comercio electrónico en el rubro B2B alcanzarán los 7.7 billones de dólares al cierre de 2020 (Magneto).

Las tendencias son claras, hay una fuerte ola de parte de los empresarios a abrazar plataformas de autoservicio debido a las condiciones de la pandemia global. A decir de Corevist, 66% de los decisión makers de empresas B2B en Estados Unidos, creen que el autoservicio es más importante que la interacción en las ventas tradicionales; operaciones que crecieron 48%.

Los llamados millennials lideran la ola de intereses por las operaciones B2B según PkGlobal. Hasta un 73% abre brecha en ese sentido, mientras que un 34% actúa como tomador de decisiones. Intuit reporta que un 61% de las empresas B2B han dado pasos para la implementación de sistemas omnicanal, mientras que un 36% ya han avanzado en ello.

El crecimiento del Marketplace para B2B también ha tenido cifras importantes. Amazon y Alibabá lideran el sector. Amazon Bussines ha logrado figuras de 11 dígitos anuales, mientras que Alibabá recoge más de 10 millones de compradores B2B en su plataforma. Se anticipa que para 2024 la participación de los Marketplace B2B se incremente un 30%.

Algunos sectores impactados por el B2B son el de turismo (66%), servicios personales (60%), educación (52%), Retail/mayorista (46%); Manufactura (46%), Gobierno (45%), entre otros.

La incertidumbre aún permea a los encuestados, aunque hay confianza en la recuperación e, incluso, un repunte de operaciones: “Las tácticas de marketing digital no deben detenerse en este momento. Se trata, precisamente de ajustar el mensaje, para volverlo más relevante…” (eMarketer).

“La consideración de realizar compras para la empresa, en específico, vía digital, es cada vez mayor a pesar de los efectos de la pandemia. Esto es algo que veremos crecer aún más de forma sorprendente”, afirmó Juan Fernando Vélez.