Buen Fin, haz compras inteligentes

Como cada año hay una fecha que se destina a hacer compras para aprovechar los descuentos, meses sin intereses o cualquier oferta que esté destinada a que el consumo se realice, esto es el fin de semana conocido como el Buen Fin, que de acuerdo con la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (CONCANACO), el año pasado generó una derrama económica de más de 120 millones de pesos y esto en parte al adelanto de aguinaldos que se realiza en el país.

En 2019 hubo una participación de 91 mil 238 empresas, lo que sumó arriba de 200 mil establecimientos, con base en la información de la CONCANACO. Para este año se espera superar cifras a pesar del contexto de salud que se vive actualmente, por lo que la fecha de esta estrategia de activación económica se alargará del 9 al 20 de noviembre y el adelanto del 50% de los aguinaldos a trabajadores de gobierno es un hecho.

Estamos ante un momento en el que la reactivación económica se ha dado poco a poco, este tipo de estrategias son convenientes para la industria, así como para todos aquellos que necesiten hacerse de bienes a un costo mucho más barato que en temporadas normales. Debido a la temporada atípica que estamos viviendo, prevemos que las compras online aumentarán mucho más que el año pasado, las cuales representaron más del 9%; sin embargo, también es importante que realicemos compras inteligentes y tengamos en cuenta la diferencia entre deudas buenas y otras que no lo son, apunta Dante Teytud, experto en finanzas personales y Director Comercial de Credifiel.

Las compras online se han vuelto las predilectas del público y en este Buen Fin no será la excepción, el año pasado, con base en los datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), éstas registraron más de $11 mil millones de pesos, 45% más que en el 2018. Ante el marco de la temporada de ofertas y del adelanto de aguinaldos, Credifiel te hace las siguientes recomendaciones:

Presupuesta. Entendemos que al tener más disposición de efectivo quieras comprar todo lo que no se ha podido en meses; sin embargo, es importante que hagas un presupuesto y que procures no excederte, así puedes destinar una parte al ahorro o a otras necesidades que tengas.
Genera deudas buenas. Una deuda buena, puede ser adquirir ese medio de transporte que necesitas como una motocicleta o un auto, ya sea para uso personal o para ese negocio que estas impulsando.
No compres por comprar. Este es el primer indicio de una deuda mala, ya que se compras sin necesidad, solo adquirirás una deuda que deberás pagar. Por ejemplo, si te compraras una pantalla con un espectacular descuento, pero no estaba dentro de tus planes, poco vale lo que te pudiste haber ahorrado.
No te dejes llevar. Aunque los precios serán más bajos de lo usual y habrá muchas ofertas, tanto físicas como online, siempre tendrás opciones para comparar e incluso puedes echar mano de herramientas como el comparador de precios que impulsa la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO).
Reserva. En estos meses hemos aprendido que es muy necesario tener un “colchoncito” para gastos de salud, así que las mejores opciones serán reservar una parte de nuestro aguinaldo para este fin o invertir en un seguro médico que nos ampare.
Compras seguras. Si realizarás compras en internet verifica que sean sitios conocidos y de buena reputación, además mantén actualizado tu equipo para evitar colapsos.

Además de lo anterior, también podría hacerse una lista de lo que realmente se necesita adquirir, dejando de lado banalidades que solo podrían endeudarnos, añade el directivo de la firma.

El adelanto del aguinaldo es un motivante al trabajo que se ha realizado durante todo un año y estos días de descuentos nos dan la oportunidad de hacernos de algunos bienes, pero siempre cuidando cómo ejercemos nuestros gastos.