Reino Unido acuerdo comercial con UE tras brexit

El Reino Unido aseguró el viernes que quiere alcanzar un acuerdo comercial posbrexit con la Unión Europea “lo antes posible”, tras la reanudación de las negociaciones entre Londres y Bruselas, interrumpidas por una reciente explosión de tensión en un momento crítico.

“Queremos llegar a un acuerdo en base a lo establecido lo antes posible”, dijo el portavoz del primer ministro Boris Johnson, que la semana pasada había dado los contactos por “acabados” si los 27 no cambiaban “fundamentalmente” su actitud.

El negociador europeo Michel Barnier, que llegó la víspera a Londres, y su homólogo británico David Frost están “ahora discutiendo textos legales en todas las áreas por primera vez”, subrayó.

“Hemos sido claros sobre nuestras ambiciones en la negociación. Queremos alcanzar un tratado de libre comercio que nos respete como nación soberana”, agregó.

Frost y Barnier deben mantener encuentros diarios hasta el domingo pero las conversaciones podrían proseguir en los días siguientes dado el poco tiempo restante.

Para que un tratado sea ratificado a tiempo y entre en vigor el 1 de enero, cuando termina el periodo de transición posbrexit, se precisa llegar a un acuerdo a principios de noviembre.

La negociación choca con tres escollos: el acceso de los pesqueros europeos a los ricos caladeros británicos, las garantías reclamadas a Londres en materia de competencia leal a cambio de acceder al mercado comunitario sin cuotas ni aranceles y la manera de resolver los diferendos en el futuro.

Francia, cuyos pescadores tienen mucho que perder sin acceso a las aguas británicas, volvió a urgir a Londres a ceder en esta cuestión el jueves.

El Reino Unido abandonó la Unión Europea el 31 de enero, tras casi cinco décadas de complicado matrimonio, y durante el periodo de transición que termina a finales de año negocia su futura relación con Bruselas.

Si las negociaciones fracasan, los intercambios bilaterales pasarían a regirse por las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que implican elevados aranceles y una montaña de papeleo que amenaza con colapsar los puertos británicos.

Mientras tanto, el gobierno británico firmó el viernes su primer gran acuerdo comercial posbrexit con Japón, con quien los intercambios sumaron 40 mil millones de dólares el año pasado.

El comercio del Reino Unido con la UE ascienden a 670 mil millones de dólares.